Soy Jesús Rodríguez Rodríguez, nací el 26 de diciembre de 1970 en Castilleja de la Cuesta, Sevilla, pueblo en el que resido y en el que seguiré viviendo por muchas vueltas que dé la vida.


Mis padres son Ana María, de la familia de las Calzonas y mi padre, Manolito el de los autobuses. También tengo una maravillosa hermana, Olga.
Estudie en el Colegio Nuevo Liceo de Sevilla. Al terminar mis estudios de secundaria me matriculé en Formación Profesional en la rama de Informática. Al terminar la formación, estudié Empresariales, aunque no llegue a terminar la carrera porque el trabajo llamó a mi puerta.

Soy experto en Empresariales y Técnico Superior en Informática de Gestión, profesión a la que me he dedicado durante dieciséis años. Mi carrera profesional ha ido siempre ligada al trabajo administrativo y actualmente soy responsable de la coordinación de una empresa de alimentación.

También he impartido cursos de formación, dedicando una buena parte de mi trabajo a la docencia, también conseguí el título de profesor de formación vial habiendo ejercido y enseñando a conducir a muchos chicos de Castilleja.
Cursando Formación Profesional en Sanlúcar la Mayor, conocí a la que hoy es mi mujer, María Jesús García y desde entonces, hemos estado juntos, inseparables. Más de media vida y me parece poco. Los dos dimos vida a nuestro mayor tesoro, mi Reina, nuestra hija Lucía, una extraordinaria y admirable adolescente de catorce años.

Soy un enamorado de mí pueblo, Castilleja de la Cuesta. Como mencioné antes, nací en él, siempre he vivido y siempre viviré aquí, como hicieron mis padres y los padres de mis padres. Conozco profundamente nuestro pueblo, conozco a sus gentes, sus comercios, sus hermandades, su historia, sus tradiciones, las inquietudes de nuestros vecinos…

Mi madre es de La Calle Real y mi padre de La Plaza y de los dos heredé la pasión por ambas. Conozco muy bien aquella Castilleja que todos llamábamos la Capital del Aljarafe. El mejor sitio donde podías venir a divertirte, a comer, a disfrutar, a vivir sus fiestas y tradiciones.

No deseo nombrar ningún sitio en particular para no dejarme ninguno atrás, porque en mis años de juventud eran muchísimos. Mis amigos son de toda la vida y nadie mejor que ellos podrían describirme cómo soy como persona, hacerlo yo mismo podría parecer presumido. Y sí, puedo presumir de haber pensado y pensar siempre en el bien común, en los demás antes que en mí mismo.

Hace unos años entré casi de puntillas en el mundo de la política movido por ese afán de querer mejorar mi pueblo y la vida de mis vecinos. En 2016 fui nombrado Concejal del Ayuntamiento de mi amada Castilleja de la Cuesta por el Partido Popular, un partido en el que a día de hoy tengo una gran responsabilidad, tanta como para ser el candidato a la Alcaldía. Desde el momento que tomé esa decisión, muchas cosas han cambiado en los Populares. La democracia interna, la coherencia, los principios y el amor a nuestro pueblo y a todos y cada uno de sus vecinos son sus señas de identidad. Soy alixeño de nacimiento, castillejano de corazón, de alma aljarafeña, alegría sevillana, sencillez andaluza y nobleza española.


Vivo Castilleja de Cerca, dentro de mí, con un sentimiento que va más allá de las razones, porque el amor no puede describirse con palabras si no eres poeta y no, no soy poeta, pero sí alguien preocupado por mejorar la vida de mis vecinos y vecinas y con el deseo de devolver el título de Capital del Aljarafe, a esa joya llamada Castilleja de la Cuesta.